martes, 7 de abril de 2009

Comentario al libro "Crepitaciones"

San José, diciembre del AÑO CENTENARIO DE NERUDA

Estamos frente a un libro distinto, vital, fuerte y seguro de sí. El autor usa su cultura al servicio de su causa definida, de las necesidades íntimas de expresión y de propuestas abiertas al mundo del lector. Arte y vida se configuran en una unidad indisoluble, categorizando dos elementos claves de la literatura contemporánea: aproximación de la estética (belleza) a la ética (conducta), relacionando estos elementos como construcciones verbales de alto vuelo poético, pero también como síntesis vigorosa de pensamiento y acción.

Rivera Portillo emprende su tarea desde diversos ámbitos y experiencias. El conjunto es coherente, sólido y con un sentido de unidad que acompaña su lectura hasta el final. Los epígrafes son correctos, y sirven de catalejos para discernir certeramente allí donde el poeta lo propone.

Acorde con la vocación del Premio, de estimular y celebrar la expresión poética de los derechos de los trabajadores, abriendo nuevos caminos a la protección y promoción de ellos, como también vincula segmentos sociales de manera positiva, el libro CREPITACIONES genera haces de luz sobre esta materia tan en la oscuridad durante los últimos tiempos. La poesía, de muchas maneras, es también la sacralización de la palabra. No queremos levantar una tesis a partir de la lectura de estos textos, pero podemos señalar con cierta propiedad, que entre el decir y el ser, se construye la dignidad de la persona.

Aunque al Premio llegaron muchos y muy buenos libros, desde el principio, desde los primeros escrutinios, CREPITACIONES se distinguió por su sentido lúdico sobre las cosas, por su mirada certera allí donde no se acostumbra mirar.

Creemos que la primera edición del premio tiene una magnifica primera primera piedra.

José María Zonta, Juan Durán Luzio y Raúl Torres Martínez

No hay comentarios: