lunes, 25 de mayo de 2009

Brevicuentos de Edgar Iván Hernández

El adicto 404
Su más fuerte dosis era de amor pero peor droga era su auto engaño.

El optimista
-Amor, si se terminara el mundo, nosotros podríamos repoblar la tierra en una noche, si nos lo proponemos. Le dijo.

El enterrador
À qué es a lo que más le teme? Le preguntaron y respondió.
Llegar hasta la fosa común.

El egoísta
Inventó un juego que nadie practicó, porque las normas solo él las conocía

No hay comentarios: