lunes, 30 de noviembre de 2009

Premio Cervantes 2009


Lunes 30 de Noviembre de 2009 (AGENCIAS)
El poeta mexicano José Emilio Pacheco gana el Premio Cervantes 2009
Dotado con con 125.000 euros es el más importante de la Lengua española
El prestigioso galardón ha recaído en el mexicano José Emilio Pacheco, que hace apenas unos días recogió el Premio Reina Sofía de Poesía Iberoamericana.
Pacheco superó en la votación del jurado a otros poetas como el chileno Nicanor Parra, o el argentino Ricardo Piglia, que optaban por el reconocimiento. Además de otras conocidas figuras de las letras, como los novelistas Isabel Allende, Tomás Eloy Martínez y Sergio Ramírez.
El presidente del jurado, José Antonio Pascual, ha destacado que "definir a Pacheco es definir el idioma entero" y señaló que fue elegido por mayoría tras varias deliberaciones, es "un poeta excepcional de la vida cotidiana con profundidad y capacidad de recrear un mundo propio".
Nacido el 30 de junio de 1939 en Ciudad de México, la obra de Pacheco está marcada por su preocupación ética y reflexiva, sin perder nunca de vista la realidad cotidiana.
El escritor mexicano premiado este lunes con el Cervantes 2009, se negó a aceptar la distinción de ser "el mejor poeta mexicano vivo" que le otorgó una encuesta de la revista Letras Vivas en 2005.
"No es una cuestión de modestia, porque si no, no estaría aquí". Así de modesto se mostró Pacheco que antes de la resolución del jurado "rechazó cualquier pretensión" de ser premiado.
Cuando le preguntaron sobre qué haría con el dinero en caso de ganar el Cervantes, Pacheco bromeó sobre lo que habitualmente se hace a su edad.
"Lo único que se puede hacer es invertirlo en gastos médicos". "Si este galardón me lo hubiesen dado de joven, probablemente estaría en Ibiza o en un casino", comentó.
Sobre su obra, el poeta se declaró incapaz de teorizar, aunque explicó que la presencia en su poesía del paso del tiempo y la preocupación por lo efímero "es consecuencia directa de haber nacido y vivido en México" donde todo desaparece "a un ritmo brutal".

viernes, 27 de noviembre de 2009

Poema de Alex Canizález

Aprendo Inglés
la poesía se inventa con palabras
cualquiera lo sabe
ser poeta
no es cosa de dioses
inocente
uno compara todo
con todo lo que uno conoce
la memoria pierde
o esconde cosas sin querer
repito y repito palabras
"I/me/my/ myself...
I love you/ me too...
Fuck you...stick/ my dick...
I am upset"
y es cierto.

(Tomado del libro Casa Prestada)

miércoles, 25 de noviembre de 2009

domingo, 22 de noviembre de 2009

La abstinencia y el reposo alargan la vida

Esta ciudad asombra. Digo ciudad y al mismo tiempo no quiero decir ciudad. Esta fotografía mal hecha está lejos de llamarse así. Uno sale y empieza a percibir un olor a miedo, a lluvias en holocausto y a basura. Entonces regresa a una voluntad más fuerte y vuelvo.
Al día siguiente trato de ir más lejos, más arriba, cruzar el abismo de las esquinas, nadar en ese mar de rostros. y el miedo acecha, y el cuerpo presiente o teme una estocada sin nombre, una explosión...
Entonces no. No salgo, sólo imagino ese caos de ruido y humo, de vendedores ambulantes y putitas disfrazadas, traficantes y sicarios y gente buena que trabaja, todos revolviéndose en las horas y en la luz del día. Pensándolo bien, para mí es mejor pasarse las horas encerrado. Después de todo esta sala en penumbras es el lugar más seguro para un periodísta que hace unos minutos colgó el teléfono que lo amenazó a muerte.
Marco Antonio Villatoro Lara (Hondureño)

martes, 17 de noviembre de 2009

Comentario sobre el libro "Ciudad del Contrahombre & Noctambulario"


"Si los libros vomitaran todas las estupideces que escribimos en ellos, les aseguro que no quedaría oración o frase erguida en señal de orgullo". Así empieza uno de los poemas del salvadoreño Eleazar Rivera (1976), publicado por La Garúa en su proyecto de conectar literatura española y centroamericana. Su obra destaca por una atractiva riqueza verbal, una mirada incisiva sobre la ciudad, escritura e infancia, son sus tres asuntos predilectos, y un gusto por situar la irracionalidad al borde de la realidad: "Los muertos abandonan sus féretros. se cansan de la soledad. Extrañan el fútbol y las tabernas".

(Tomado de Revista El Ciervo nº 688-889 (julio-agosto/2008)

domingo, 15 de noviembre de 2009

Foto del recuerdo

Foto cortesía de Alfonso Fajardo. Parados de derecha a izquierda: Rainier Alfaro, Alex Canizalez, Pedro Valle, Alfonso Fajardo, y al final, Edgar Iván Hernández.

viernes, 13 de noviembre de 2009

Lectura en Leyendas

Foto Cortesía de René Chacón.

jueves, 12 de noviembre de 2009

TALEGA 16 años despúes

El 13 de noviembre de 1993 nació en el seno de la Universidad Francisco Gavidia el Taller de Letras Gavidia, colectivo literario que después tomaría el nombre de TALEGA. Este grupo de poetas se formó gracias al entusiasmo de dos estudiantes de letras del referido centro de estudios de educación superior: Pedro Valle y Roberto Betancourth. Ellos le propusieron la creación de un conjunto literario y Mario Pleités tomó cartas en el asunto. Reclutó dos jóvenes de educación media que después llegarían a la Universidad antes mencionada a cursar estudios superiores: Alfonso Fajardo y Rainier Alfaro, quienes se unieron a Valle y a Betancourth en la agrupación. Además, se puede mencionar la participación de los poetas Alex Canizáles, que venía del amargo exilio y Edgar Iván Hernández que traía la experiencia de otros colectivos literarios, Orlando Moz, y Eleazar Rivera, que llegaba de la provincia. Así entre café, cigarros, tertulias y largas discusiones todos los sábados religiosamente había reunión en el local de extensión cultural.

TALEGA rompió al poco tiempo la relación con la Universidad y se volvió un ente autónomo. Estableció relación con otras instituciones como Fundación María Escalón de Núñez, Editorial Santillana, La Universidad de El Salvador, La Casa de la Cultura de Santa Tecla, entre otras. Esto permitió al colectivo madurar más rápido de lo planeado y establecer relaciones de cooperación con las instituciones antes mencionadas y con otros colectivos literarios del país y fuera de él. Así sin proponérselo comenzó la proyección internacional. La mayor parte de las actividades fueron organizadas gracias al entusiasmo y decidido apoyo que dio Rainier Alfaro para que cada una de ellas redundara en éxito.

Los frutos de todo este intenso trabajo poco a poco empezaron a llegar. Los poetas empezaron a publicar, ganar premios tanto dentro como fuera del país, ser incluidos en diversas antologías de poesía dentro como fuera del país, su participación en encuentros, festivales y congresos de poetas y escritores fuera y dentro de El Salvador, etc. Sin embargo, sin temor a equivocarme puedo decir, que el mayor fruto está en la obra de cada integrante de TALEGA. Obra que se ha consolidado por el manejo del lenguaje, de los diferentes recursos literarios y el contenido de la misma; que se na nutrido de la vida y la ha retratado. Es decir, han dejado una huella dentro de la literatura salvadoreña de finales del siglo pasado e inicios del presente.

Dieciséis años después no puedo más que decir ¡Salud por la poesía!


Bibliografía
-Anaya Rubio, G. N. y otros (2000). “Grupos y talleres literarios en El Salvador: décadas 1930-1990. Trabajo de Investigación para servicio social realizado por estudiantes de quinto año de la Licenciatura en Letras, Facultad de Humanidades, Universidad de El salvador: San Salvador.
-Lara, A. D. (2008). “Panorama de la poesía salvadoreña contemporánea”. Suplemento Cultural Tres Mil n° 3761, Diario Colatino: San Salvador.
-Valle, P. (2001). “¡Ocho Años de TALEGA!”. Suplemento Cultural Tres Mil, Diario COLATINO, sábado 24 de Noviembre de 2001: San Salvador.
-Vargas Méndez, J. y Morasan J. A., (2008). “Literatura Salvadoreña 1960 – 2000 Homenaje”. Ediciones del Bosque: San Salvador.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

TALEGA en Leyendas

Foto Cortesía de René Chacón.
Sentados de izquierda a derecha: Edgar Iván Hernández, Pedro Valle, Alfonso Fajardo, Alex Canizález y Eleazar Rivera

lunes, 9 de noviembre de 2009

Taller Literario

a los “Talegas

Cada sábado el escenario
es el mismo
como bailar con el mundo
la música de las palabras

Alrededor de la mesa
seis pálidos fantasmas
nacidos del aire,
soñando el aire envenenado

Extraños forasteros en los libros
en la lluvia del desconcierto
de una bicicleta patoja

Unos toman pose y escuchan
-¡Son sólo eso!-
Ahí están los intimistas,
los afrancesados piadosos,
los imaginistas (a lo Ezra Pound)
y los inclaudicables “zurdo-realistas"-…

Todos con los ojos puestos
en las alas de un poema:
Riendo, fumando,
ahogando su angustia…
cierran los ojos
y se comen las metáforas de un bocado…


Alex Canizález
(Tomado del libro "Poemas del Hombre Muerto")

sábado, 7 de noviembre de 2009

Taller de Letras Gavidia (TALEGA)


Sábado 18 de febrero de 2006
Por CARLOS PARADA
(Foto y Texto)

Hoy llegué a San Salvador. No tardé en llamar a Alex Canizales, poeta salvadoreño y miembro fundador del Taller de Letras Gavidia. TALEGA, como se le conoce por la selección de siglas, es un grupo de poetas que aparece en 1993, un año después de haberse firmado los tratados de paz que pusieron fin a doce años de guerra entre las fuerzas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), por un lado, y el gobierno salvadoreño y sus aliados en Washington, por el otro. En ese entonces, los integrantes de TALEGA fluctuaban entre las edades de los dieciciete y los treinta años. El joven grupo se había dado la tarea de crear condiciones propicias para definir una nueva corriente en la poesía de postguerra.

Al recibir mi llamada, Alex se comunicó inmediatamente con los integrantes del grupo. Tres de ellos respondieron al llamado y nos congregamos en una pequeña pupusería de la Plaza Merliot en la ciudad de Santa Tecla. Primero llegó Alex quien me encontró sentado en las mesas del comedor del cavernoso centro comercial leyendo "Escombros", un poemario de Eleazar Rivera, poeta joven y profesor de literatura, quien llegó poco después portando una ancha sonrisa. Ordenamos unas pupusas y cervezas antes de que hiciera su entrada, Alfonso Fajardo, el joven abogado y enfant terrible de la nueva estética poética salvadoreña. No dejaré de mencionar que Alex Canizales, el embajador del grupo y eje fundamental de una de las ruedas de la carreta, se destaca como profesor e investigador en ciencias biológicas y pertenece a una red internacional de genetecistas que comparten sus descubrimientos en los foros de varios organismos internacionales.

Después de casi trece años de existencia, los miembros del grupo han publicado una respetable cantidad de libros y han acaparado una serie de premios a nivel de Centroamérica y América Latina. Sin embargo, lo más importante es que a pesar de encontrarse al margen de las corrientes tradicionales de la poesía salvadoreña , TALEGA -- como colectivo y como individuos-- ha definido una nueva vanguardia poética que ha dejado una marca indeleble en la historia de las letras salvadoreñas.


NOTA ACLARATORIA: (Se ha modificado el texto original publicado por Carlos Parada. En ese texto se menciona que Luis Chávez formó parte de TALEGA y el poeta Chavez nunca formó parte de este colectivo literario)

miércoles, 4 de noviembre de 2009

Ronda Poética



Lilian Martínez
fotos: Juan José Gómez


No son un grupo de bohemios, ni borrachos. Talega es un taller literario. El nombre surgió seguramente de la admiración. El “alma mater” donde tuvieron sus primeras reuniones debe su nombre a Francisco Gavidia, el escritor salvadoreño que presentó el verso alejandrino a Rubén Darío.Sin embargo, hasta ahí llega el “parentesco”. En Talega nadie imita a nadie. Cada uno tiene su propio “ars poético”. Según los miembros del grupo “esto marca una gran diferencia con agrupaciones anteriores”, talleres que se empeñaron en escribir de forma uniforme e idéntica.ManifiestoEste fruto de la post guerra sabe que no es “una generación”. Para ellos el taller es la única alternativa que tienen “a falta de universidad”. Pero más que “estar o no en un taller”, el punto es que “la obligación de escribir” es diaria. Talega es un espacio donde “todos aprenden de todos”. Donde creen que, ante la ausencia de una crítica literaria seria, “la calidad tiende a bajar” y se abona el mito de que los salvadoreños que viven en el extranjero tienen más calidad que los locales.


Del autor
Nombre:Alfonso Fajardo
Obra publicada:“La Danza de los días” y“Novísima Antología”.
Originario de:Nueva San Salvador
Premios:Juegos Florales en 1994, 1995, 1997,1999 y 2000


Laberinto
“Parto del tiempo, a sus pies me debo.
Bajo el azul de la noche mi palabra pretende ser neón de algún paraíso furtivo.
La ciudad lanza su violento oleaje de lenta sangre,
su corazón es el templo donde se averigua lo prohibido,/
y yo caminando estas calles de sombras eternas,/
le doy paso a las cuerdas de la tristeza hasta que mis ojos,/
cansados de vida y no del tiempo, reflejan/
el idioma universal de la locura y los diálogos del espiral.
Mi vida es un cigarro expirando/
en los salones oscuros del hambre.
¿Dónde el calor de los caminos?,
¿el fuego de los ancestros?...”.

Del autor
Nombre:Alex Canizález
Obra publicada:“Poemas del hombre muerto”
Originario de:Chalchuapa, Santa Ana
Reconocimientos:Juegos Florales de Santa Ana (1995), Ahuachapán (1996) y Zacatecoluca (1998)


Después
Después de todo
sólo quedan los libros que escribimos,
los sonidos de las letras, las carátulas,la belleza provinciana de los versos.
Después de todo, sólo queda eso.
Quedan los lujosos viajes,los convivios, los encuentros;
el eterno olvido...El poeta desgastado,/
fugaz, alegre
en una luna idiota descalza.Todo queda: la casa, la noche,
los hijos, los libros tremendos...Quedamos a la intemperie del tiempo...
con los brazos cruzados en el pecho:Muertos, cadáveres, en un ataúd de espejos.

Del autor
Nonbre:Pedro Valle
Obra publicada:"Habitantes del alba"
Originario de"La Palma
Premios: Juegos florales de San Vicente en 1994

y Cojutepeque 1995
En Talega desde:1993

Retrato
Te dejo mi presenciahecha de caminos y viento
para que le pongamos voces al silencio
fuego a este invierno
canto a este dolor.
Te dejo mi rostro
atravesando noches
para que inauguremos otro día
coloreado de pétalos
inundado de guitarras
Te dejo mis manos amables
en su entrega hacia alguna sed
en su escondida brújula hacia el amor
en su poesía.Te dejo mi nombre
en cada piedra
en cada espiga.Ya para siempre semilla
germinando eternamente en tu corazón.


Del autor
Nombre:Roberto Carlos Betancourth
Obras publicadas:“Piel de lluvia”
Originario de:Nueva San Salvador
Profesión:Licenciado en LetrasEstá en Talega desde:1993

Entre líneas
Aquí el delirio tiene nombre pleno
arrasa inclemente
las inmortales ruinas
del olvido odio y vergüenza
desfilan agónicos
bajo el peso fúnebre
de una luna ensangrentada.
Aquí sobra tiempo y faltan cenizas para redimir
nuestros gastados nombres
como utopía nocturna
que nos devora hasta el deseo.
Aquí sobra la ausencia
falta el frágil designio de tu cuerpo.

Del autor
Nombre:Eleazar Rivera
Obra publicada:“Juego Infinito”
Originario de:Santo Domingo, San Vicente
Estudiante de:Licenciatura en Letras
Empleo:Profesor de Básica
Está en Talega desde:1995

Réquiem
¿Qué somos hermano
cuando la guadaña corta la flor de nuestrasvidas?
¿Hacia dónde nos llevaráel enemigo?
¿Qué luz iluminará nuestro sendero?
¿Peregrinaremos nuestro amor a la poesía?
¿Seguiremos aferrados al poema?
¿Respiraremos ese oxíge no dañino al alma?
Tu canto son los gemidosde un gorrión herido
bajo la sombra de la Torre Eiffel
jardinero de la metáfora
Maestro del soneto
Heredero de Gavidia.Tus palabras
son efluviosproverbiales
del pastor que se equivocó
al encender las lámparas
con los parajes de la luna

martes, 3 de noviembre de 2009

Manifiesto TALEGA

Nueva San Salvador, 28 de enero de 1999.

Nadie puede enseñarle a otros cómo escribir poesía. Cada quien aprende según su necesidad y su propio ritmo. ¡Claro! Escribir poesía tampoco es un simple “Cucaramacara”… Como todo juego tiene sus propias reglas y valores humanos que le dan la razón de ser. Un juego Infinito porque cada generación se lo modela a otra como algo inacabado para que infinitamente vaya agregándole cada vez algo nuevo. Esa es –digamos- su magia.

Francisco Gavidia, jugando y experimentando, mostró a Darío el verso alejandrino francés en el idioma español que nos llevó al modernismo. Don Pedro Geoffroy Rivas, incorporó la lengua vernácula indígena que le dio un rostro completo a la poesía salvadoreña. Roque, lo social que aún percibe.

“Juego Infinito”, es una pequeña muestra antológica del Taller de Letras Francisco Gavidia. Aquí cada poeta muestra la madures de su juego poético. Este es el juego inacabado. Poesía de la postguerra (del grupo de los años 90) que poco a poco se distancia del primer grupo de poetas jóvenes de los años ochenta, en cuanto a temática, marco ideológico y conceptual –un “continuismo” de las anteriores generaciones a ésta-. Ya que creemos que la poesía se enriquece en la diversidad. Se nutre de la experiencia y de la vida. Digamos es una joven generación que quiere ir más allá de la “denuncia social” del hombre a la “enunciación” social del ser humano. Reconociendo al arte como un juego universal, infinito para ser, y hacerse individual y socialmente…

Taller de Letras Francisco Gavidia.

(Presentación de la Antología "Juego Infinito" publicada por CONCULTURA, en 1999).