domingo, 17 de enero de 2010

Elena Medel

Elena Medel nació en Córdoba en 1985. Actualmente disfruta de una beca de creación del Ayuntamiento de Madrid en la Residencia de Estudiantes. Ha publicado los poemarios Mi primer bikini (Premio Andalucía Joven 2001; DVD Ediciones, 2002), Vacaciones (El Gaviero, 2004) y Tara (DVD, 2006). Traducida al árabe, inglés, italiano y portugués, sus poemas han aparecido en numerosas antologías. Escribe, además, cuentos y artículos, y textos sobre literatura y música en diversas publicaciones. Es una de las coordinadoras de La Bella Varsovia.

Comparto algunos poemas de esta poeta que nos sorprende con su palabra:
&&&&&&&&&
Aquello en lo que te fijas cuando salimos por las nochesMi madre me enseñó que la mejor forma de pasar por la vida era renunciando a la propiedad particular.Ella me convenció de que podría transformar los balbuceos en música de cámara, con mis zapatos.Tus zapatos son mágicos, me dijo. Pierde uno y ganarás un marido. Vende dos y ante ti se revolverán las semillas de tu reino.Y yo susurraba: mi reino eterno. Junto a él.Decidí que los compraría de colores para camuflar mi identidad, sobrios si aspiro a desvelar mis secretos.No tacones ni zapatos planos ni aerodinamismo; le quiero suciamente. He descubierto que pasos-pequeñosconducen a una-mujer-seria-con-dos-rayas-absortas.Descalza, de puntillas, vuelvo a tener diez años y a morirme por dentro de tanta soledad.
De "Tara" 2006


Curso de submarinismo
Como anticipo a la pérdida,un corazón que flota y sobrevivea la riada de sueños encerrados en burbujas.Como coraza contra la victoria,agendas que no abandonan su jaula de jabón,muertas sobre la placa de la ducha.Hoy es epílogolas horas construyen su ataúd junto a mi almohada.
De "Vacaciones" 2004

Escribiré quinientas veces el nombre de mi madre...
Escribiré quinientas veces el nombre de mi madre.Con un vestido blanco trazaré cada una de sus letras por las paredes de mi dormitorio, por el suelo del patio del colegio, por el pasillo de la casa más antigua. Para recordar mi origen cada vez que yo viva.En todos los lugares podré besar sus mejillas limpias de cristal, aunque ella duerma lejos:sus mejillas cercanas que me dolerán allá donde acaricie su nombre escrito.Tantos días, tantas noches habrá de alimentarme amorosamente con su parábola descalza;vendrá mi madre a arroparme, mujer de humo, con los ojos tiritando de suerte,y en cada sueño mis apellidos dolerán como un cartel de bienvenida a un hogar diferente.Sobre mi cabello, rubio como el de mi madre, la corona que me ciño como hija primogénita de Dinamarca.Me llamaré Vacía, en honor a mis muertos; miraré cómo retozan de acrílico las palmas de mis manos, sangrará mi lengua a disposici6n de mis muertos.Gritaré quinientas veces el nombre de mi madre para quien quiera escucharlo, y escribiré que bendigo este medio corazón en huelga mío, pues no olvido:nací para llorar la muerte de otros.
De "Tara" 2006


No hay comentarios: