sábado, 19 de junio de 2010

Lanzarote despide a Saramago

Estas es una de la cosa que nunca quieres contar pero tienes que estar para todo en este oficio. Ayer me llamaron para decirme que José Saramago había muerto en su casa de Lanzarote. Puse la tele y allí podía leer la noticia las letras de última hora. Deje todo lo que hacía y me fui a la casa de Saramago en el municipio de Tías. Después de un rato de espera entre el ir y venir de gente salía el féretro del escritor de su casa a la biblioteca y sede de su fundación a tan solo unos paso. Todo fue realmente muy rápido sin casi espera y con un buen trato hacia los reporteros que allí hacíamos guardia por parte de familia y amigos pese al dolor del momento facilitaron mucho nuestro trabajo. Todos entramos en orden y respeto. Creo que nunca habíamos tenido una organización así sin que nadie nos dijera nada para hacer nuestras imágenes.
En el centro de la biblioteca José Saramago entre sus libros. En la pared en un gran cuadro en tonos amarillos podíamos verle a él y su mujer, parecía decir hasta pronto. Muy cerca su silla ya vacía de el para siempre y su escritorio. Sobre la mesa las ultimas cosas que supongo el dejo allí la última vez que estuvo. Me llamo la atención una nota de una admiradora que venía desde Argentina dejándole su saludo pues hacia poco visito a Sábato haciendo lo mismo.
La cabeza del escritor descansa en su ataúd sobre un paño bordado con la frase "¿Estaremos extrañamente conectados a la bondad del mundo?" que le envió un lector desde Argentina después de leer uno de sus libros. Poco más puedo decir...Con todo respeto me dedique hacer mi trabajo que aquí pueden ver.
Hoy me toco madrugar para ir al aeropuerto para garbar la salida de sus restos mortales que partirían en un avión militar hacia Portugal. Allí se quedaran partes de sus cenizas la otra regresaran a Lanzarote y serán depositadas bajo un olivo en su casa.
Hace unos años José Saramago participo en mi exposición fotográfica; Palestina-Israel: dos pueblos condenados a entenderse. Saramago junto a Manolo Medina y Alberto Vázquez-Figueroa fueron los ponentes en la mesa redonda y los padrinos de mi proyecto. Para mí un honor que el Premio Nobel participara ese día. Contemplo mis fotografías, vio mi documental y expuso lo que él pensaba.
Alberto Hugo Rojas

No hay comentarios: