domingo, 28 de marzo de 2010

Eleazar Rivera: “El sabor de la sal es un libro Intimista”

Considerada una de las voces jóvenes más representativas de una pléyade de poetas surgidos después de la firma de los Acuerdos de Paz, Eleazar Rivera ha puesto en alto el nombre de El Salvador con cuatro premios internacionales en Brasil, Costa Rica, España y Honduras, además de cargar en sus hombros el título de Gran Maestre, otorgado por la extinta CONCULTURA.La obra de este vate salvadoreño aparece en revistas y periódicos nacionales y centroamericanas, incluyéndosele en antologías poéticas como Juego Infinito (Publicación de los miembros de Talega), y 500 Años de prosa y verso (Sao Paulo, Brasil); también tiene sus libros de poesía: Escombros, Crepitaciones (Premio Pablo Neruda) y Ciudad del Contrahombre (Premio España).Se suma a sus palmares literarios el premio obtenido el 15 de agosto de 2009 en Santa Rosa de Copán, Honduras. Contactamos con él para conocer sus impresiones, inicios como escritor, su llegada al Taller de Letras Gavidia, los premios obtenidos y sus expectativas.Aunque Eleazar Rivera dejó su ombligo en Santo Domingo, San Vicente, el 20 de agosto de 1976, los azares le llevaron a Santa Ana, cuna de Oswaldo Escobar Velado, David Escobar Galindo… donde estudió profesorado y licenciatura en letras en la Universidad de El Salvador. Hoy se dedica a la docencia y a escribir, lo mismo que a reafirmar su veta literaria cuya fuerza da un “plus” a su prolífica producción.


Luis Antonio Chávez (LACH): En agosto del año pasado obtuviste un nuevo galardón a tu ya exitosa carrera literaria, háblanos un poco de que se trata y como recibiste la noticia.
Eleazar Rivera (ER): Es un premio obtenido en Santa Rosa de Copán, Honduras, en los Juegos Florales de la Casa de la Cultura, patrocinados por la alcaldía de esa localidad. Con respecto a como veo el premio, creo que es un reconocimiento al trabajo que uno viene realizando desde años, como producto de todo el trabajo literario realizado en el Taller de Letras Gavidia (Talega), y que al desintegrarse el Taller he ido consolidando, de tal forma que cada integrante ha buscado su propio horizonte.

LACH: Un taller de literatura sirve para conocer nuevos métodos de cómo limpiar los textos en el afán de depurar la técnica. Eso explica que, si bien Talega aglutinó a varios jóvenes inquietos por la literatura, al final de la jornada sólo fueron cinco o seis los representantes de ese grupo surgido después de la firma de los Acuerdos de Paz (1993), éstos toman la literatura como un oficio y ya están dando buenos frutos, ¿quiénes eran esos poetas?
ER: En Talega se aglutinaron varios jóvenes afines a la poesía, lo cual es rescatado en un artículo publicado hace algunos años por Pedro Valle. Él dice que fueron muchos los que llegaron al Taller, pero al final fueron seis o siete los que nos quedamos. Y efectivamente, entre los miembros del Taller hubo esa inquietud por escribir, de mejorar la técnica, conocer sobre autores, leer sobre crítica literaria, trabajar en nuestra obra… es decir, aprendimos las herramientas básicas, fue algo así como de autoformación que al final nos ha servido a todos los integrantes para ir trabajando sobre nuestra obra desde nuestra propia individualidad.

LACH: Durante la guerra, Alfonso Fajardo, Rainier Alfaro, Eleazar Rivera… eran unos niños ocupados en sus propios juegos de niños, sin un interés en particular por la literatura. Tras la firma de los Acuerdos surge Talega, grupo que trata de alejarse de los parámetros del conflicto armado, pero observan que no es fácil hacerlo y toman como maestros a miembros de la Generación Comprometida, Roque Dalton… aunque en el fondo lo que buscan es dar a conocer su propia voz, labor que después de 16 años ya da sus frutos: ¿a que se debe eso?
ER: La guerra tiene su particularidad dentro de la poesía. Entre los escritores había una intención de querer escribir con un matiz ideológico y la poesía no escapa a esa premisa: el compromiso social, textos cargados ideológicamente. Con la firma de los Acuerdos de Paz nace Talega y como Taller vimos conveniente trabajar el compromiso social, pero no con un tinte ideológico, y como bien lo mencionas, Roque Dalton fue y sigue siendo un referente de la literatura salvadoreña; en ese sentido tendemos a alejarnos del estigma de la guerra, no negamos a Roque, sino que cada quien va en la búsqueda de su Ars Poético, como le llamó Roberto Armijo, y eso es lo que ha tratado de hacer cada miembro de Talega.


LACH: Al margen del trabajo que cada uno realiza tras las jornadas aquellas de los sábados cuando sacrificaban a su familia, tu profesión como profesor, que es muy absorbente, me pregunto: ¿valdrá la pena el sacrificio tuyo y el de la familia por dedicarte a la literatura?
ER: Definitivamente que sí, la literatura es una profesión y quienes ingresan a ella tienen que dedicarle tiempo. Muchas veces he sacrificado reuniones familiares y robado tiempo al sueño para poder trabajar mi obra, de tal forma que muchos familiares me preguntan que a qué horas escribo, pero los fines de semana son sagrados para la literatura, aprovecho el tiempo para escribir, además de las noches, pues durante el día debo ganarme el pan como docente en una escuela pública, es decir, hay que buscar espacio para escribir.

LACH: A Alfonso Fajardo se le ve como un líder en Talega. De hecho es el primero del grupo en ganar premio en Quetzaltenango, Guatemala, huella que ustedes siguen como un libreto. Pedro Valle obtuvo un segundo lugar en Guatemala y vos que ya fuiste galardonado en España, Brasil, Costa Rica y este último en Honduras, lo cual te marca como literato. Alex Canizález tiene premios importantes, prácticamente Talega se ha reducido a seis miembros; Rainier Alfaro vive en Honduras y sigue escribiendo: Edgar Iván Hernández llegó después al grupo, o sea que ustedes son los pilares de un grupo que se desempolvó de la temática de la guerra y han empezado a mostrar su propia visión de mundo, sin obviar la realidad que les circunscribe.
ER: Alfonso Fajardo es uno de los primero poetas del Taller en obtener premio internacional tras ganar los Juegos Florales de Quezalternango (Guatemala); de ahí se ha cosechado más triunfos, Pedro Valle ganó 2º. Lugar en los Juegos Trinacionales en Esquipulas. Cada miembro del Taller ha forjado su propia carrera literaria. Lo que mencionas de Edgar Iván es cierto, él se formó en el Taller Literario Xibalbá, luego integró el Círculo Literario Patriaexacta y se incorpora a Talega. Desde mi óptica, el más prolífico es Alex Canizález, él tiene cinco libros publicados y más obra inédita esperando ser publicada; y así estamos, cada quien haciendo su trabajo. Creo que después de la ruptura de Talega ha empezado la cosecha, porque si bien es cierto que mientras funcionó el Taller estuvimos obteniendo premios –como colectivo- dentro del país, la cosecha más importante como son los premios internacionales empieza a verse hoy; eso confirma que el trabajo hecho como colectivo y los logros internacionales –al parecer- nos han dado la razón, porque no nos equivocamos de la ruta que nos trazamos y esperamos continúen los premios por el bien de la literatura nacional.


LACH: Háblanos de tus influencias literarias, pues el poeta se forma con lecturas afines y no basta con tener la intención de escribir, deben haber maestros a quienes se admiran por sus cuentos, poesías, novelas, ensayos…
ER: Hay poetas a quienes leo y admiro mucho. Dentro de la Generación Comprometida, un escritor que me llama mucho la atención por su aporte académico en su producción literaria es Roberto Armijo. De los poetas latinoamericanos está César Vallejo, Pablo Neruda, Mario Benedetti. En el caso de Benedetti, aunque a muchos no les guste por encontrarlo como poeta simple, facilón, al ir más allá encontramos a un escritor con un sentido profundo de una visión social y con una profundidad temática que ya quisieran muchos. También está Miguel Hernández, el maestro de la sencillez; a casi todos los miembros de la Generación del 27, que son escritores bastantes afines… de ellos se pueden hallar rasgos en mi obra.

LACH: De todos los escritores mencionados, quien es el que te marca como poeta o te da líneas a seguir, aunque al final es el propio hombre el que se descubre, da muestra de su aprendizaje y su caminar en la literatura.
ER: Definir a un poeta a quien sigo sería muy atrevido porque son muchos los escritores que leo y que tengo en la cabecera, aunque me siento muy afín a Vallejo (César), Lezama Lima (José), a escritores muy cercanos y que perfectamente se pueden detectar en mi obra.

LACH: Siendo muy joven, Eleazar es galardonado por la Fundación María Escalón de Núñez con sus Pensamientos a la paz, y aquí, si bien no creímos que despegaras en la literatura como lo has hecho, entre ese premio y la publicación de Juego Infinito (Antología de Talega), además de publicaciones hechas por vos de forma esporádicas, ¿cómo vez tu recorrido en la literatura?
ER: Creo que ha existido una evolución entre los Pensamientos a la paz de la María Escalón de Núñez, que fue un premio con poemas bastante forzados al enmarcarse en una temática, la obra posterior ha sido más libre, aunque veo en ellas una ruptura entre los poemas de ese concurso y la obra escrita después, como el libro con el que obtuve premio en España, de tal forma que cualquier crítico de la literatura observará esa evolución.

LACH: En Escombros aún se siente un canto a la guerra, que no viviste, entre comillas, porque en la niñez es cuando más se absorbe el acontecer nacional, pues no se tiene la sapiencia para plasmarlos, pero al menos se es como una cámara de video. Hoy tienes el privilegio de escribirlos, cuéntanos: ¿que tema es más recurrente en tu obra?
ER: Por primera vez me despido del tema de la guerra, porque en Pensamientos por la paz está presente la guerra, ya no digamos en Escombros (Premio Pablo Neruda); Ciudad del contrahombre (Premio España); pero en el libro El sabor de la sal encontramos una poesía intimista, un libro totalmente amoroso, es decir, le doy vuelta a la guerra, creo que el tema del amor y la relación entre pareja viene a sustituir el tema de la guerra, por ello me atrevo a decir que El sabor de la sal será un libro que dará de qué hablar.

LACH: Hablando del libro El sabor de la sal, desde mi óptica creo que estás llegando a tu momento culmen en la literatura, es decir, te estás encontrando contigo mismo, perfilando una voz más madura, ¿será que aquí encontraremos esos poemas intimistas y amorosos que se esconden, pero que tarde o temprano salen a luz, temas a los que Neruda (Pablo) cantó en 20 Poemas de amor y una canción desesperada, de aquellos versos amorosos que dejan huella?
ER: Son poemas intimistas porque trato de reflejar mi propia vivencia en poemas dedicados a mi esposa, creo que es una ruptura con toda mi obra anterior, es mi vida donde pueden observarse un crecimiento aceptable.

LACH: Luego de conocer tus versos en estilo libre y prosa, que perspectivas esperamos de este nuevo poemario: ¿Habrá sorpresas?, ¿qué hay en esta nueva obra que el jurado vio para que te haya adjudicado un primer lugar?
ER: Habrá sorpresas, los críticos interesados en estudiar la literatura salvadoreña podrán evaluar al publicarse el libro, verán si el jurado se equivocó o no al otorgar ese premio. Lo importante es evaluar qué se puede hallar en esta nueva obra, ya que son versos intimistas…


LACH: Los premios te marcan y eso no hay duda. Acaso Eleazar siente que ya llegó a su estadio más alto o que aún está aprendiendo, que se está encontrando como poeta, diferenciándote entre los escritos de la década del 90 y los de actualidad, ¿qué mensaje darías a las nuevas generaciones?
ER: El mensaje más importante es que si les gusta la literatura que se dediquen con pasión a ella, que lean, que sean disciplinados, que sean autocríticos, porque no todo lo que se escribe es bueno, que sepan que hay textos que no valen la pena trabajarlos, pero que hay otros que si, hay que leer y leer, escribir y escribir, por mi parte espero seguir escribiendo y continuar dando sorpresas…

(Textos y fotos Luis Antonio Chávez. Entrevista publicada con la autorización de Luis Chavez y tomada de su blog:

http://ramajeliterario.blogspot.com/2010/03/eleazar-rivera-el-sabor-de-la-sal-es-un.html)


jueves, 25 de marzo de 2010

Tres Mil: veinte aniversario

Javier Alas nos invita a visitar el portal,
http://www.tresmilveinteaniversario.blogspot.com/
creado para celebrar el veinte aniversario de fundación del suplemento cultural Tres Mil, justo en esta fecha. Encontrarán artículos, reflexiones sobre la actualidad cultural salvadoreña, creación literaria de nuestros mejores poetas... en fin. Una pequeña cita con el arte, también. Gracias a todos, y que lo disfruten.

martes, 23 de marzo de 2010

Con tanto amor en la memoria

El Comité de Cultura del Centro Español a través del Centro Español Asociación de Beneficencia tiene el agrado de invitarles a la presentación del poemario: “Con tanto amor en la memoria” de la poeta y periodista Marisol Briones, este próximo miércoles 24 de marzo del 2010, a las 6: 30 p.m. en el Salón Cultural del Centro Español. El poemario será presentado por el escritor y poeta representativo de las letras nacionales Rafael Mendoza (padre). También tendremos una intervención musical con la joven violinista Camila Sermeño. La entrada es libre, posteriormente se servirá una copa de vino.


sábado, 20 de marzo de 2010

Día Internacional de la poesía

El 21 de marzo se celebra a nivel mundial el día internacional de la poesía. Esta fecha es muy significativa porque alrededor del planeta se realizan actividades para que la población sepa que la palabra es la forma segura de redimir al ser humano.
A todos los y las poetas, a los lectores y a los gestores culturales FELIZ DIA INTERNACIONAL DE LA POESIA.

domingo, 14 de marzo de 2010

Tres poemas de Matilde Elena López

Mirándome en tu cuadro
Quiero captar la poesía de tus ojos
-me dijiste mientras en el cuadro
les dabas vida irradiadora
y toda yo surgía como diosa.

Si pintar el objeto es poseerlo
Objeto de tu amor fueron mis ojos
Por un acto de magia que conoces.

Tan pura luz le diste a mis pupilas
Que hasta parece ahora que te besan,
¿pues si ya los robaste? ¿Qué me queda
sino seguir el robo que robaste?

Mi imagen en tu cuadro es una ermita
Que guarda una sonrisa misteriosa
Y la boca dibujas de tan leve
Que hasta parece que aletea el beso.

Me pintaste quizá un poco triste
Porque acaso sabías, sin saberlo,
Que sólo tú podrías darme vida.


Cielo escondido
Me ofreces ese cielo
Que no alcanzo.
Serio me dices
Que te dé la mano.

¡Mucho tendremos que luchar
por ese cielo!

Porque ¡dímelo tú,
Si vendes ese cuadro!
¿Nos podría alcanzar
para ese sueño?

Y si vendo mis libros,
¿tú qué dices?
¿Podrán tus manos
alcanzarme el cielo?

Simplemente nosotros
Cuando la huella
De tu pie
Cubra la mía
Y nuestros pasos
Sigan el mismo
Sendero.

Cuando la brisa
De la noche
Nos envuelva
En una sola
Gasa.

Será hermoso ver
Cómo tu sombra
Protege
Mi pequeña sombra.
Entonces llegarán
Las olas del tiempo
Que habremos resistido
Como un trigo en el peso
De la misma espiga…

Y ya no seremos
Tú y yo
Sino sólo
Nosotros…

Simplemente:
Nosotros…

sábado, 13 de marzo de 2010

Muere Matilde Elena López

Matilde Elena López falleció el pasado jueves 11 del mes en curso en un hospital de San Salvador. López es una de las pioneras de las letras salvadoreñas y a quien la historia deberá reconocer todos los aportes que ella hizo. Su vida trascendió entre exilios, trabajo académicos y la docencia. Fue merecedorera de multiples reconocimientos.

jueves, 11 de marzo de 2010

Los pinceles olvidados de Loida Pineda

Los pinceles yacen olvidados
La tela está en blanco
La paleta llenita de colores
Una ventana deja entrar luz, agua y viento.

Poso desnuda y espero a que mengüe tu paso
No dejas de dar vueltas y yo arreglo mi cabello una vez más…
Sonrío
Y observo en silencio tus miradas furtivas que van
De la ventana a mi
De mi a la tela
De la tela a no se que lugar distante en tu mirada

Crees que ya no quiero posar pero me divierto
Caminas de extremo a extremo en la habitación
Callas

Por fin coges un pincel
Y en vez de tocar la pintura
Dibujas desde lejos mi silueta que ya no está tensa
Sino expectante

Me río de nuevo
y me haces un gesto para que calle y no me mueva
Te vuelves
Después de un rato coges otro pincel
Yo vuelvo a arreglar mi cabello
Y hablas por fin
Me pides que vuelva mañana.

(Tomado del Blog: http://www.gatoporletra.blogspot.com/)

martes, 9 de marzo de 2010

Otoniel Guevara: "El gremio artístico, en su mayoría, perdió la confianza en el Gobierno de Fúnes"

Otoniel (Quetzaltepeque, La Libertad, 1967) no se anda por las ramas para acometer proyectos ni para denunciar espejismos. Su extensa e intensa trayectoria poética le dan una autoridad de opinión insoslayable que incomoda a muchos en El Salvador y que en otros tantos -la mayoría-, nos ha servido para poner las barbas en remojo en todo a lo referente a la gestión cultural partiendo de escasos recursos. Así, ha desarrollado el Festival de Poesía "El turno del ofendido" en el que han participado todo un universo de poetas latinoamericanos y del mundo entero. Designado por el Gobierno de Mauricio Funes como Director de la DPI (Dirección de Publicaciones e Impresos de El Salvador) bajo la reciente gestión abortada de la Dra. Breni Cuenca, Otoniel Guevara ha renunciado en solidaridad con la fugaz Secretaria de Cultura, renuncia que por supuesto tuvo su denuncia, y a la vez, una sorpresiva censura de parte del Diario Co-Latino, para el cual ha laborado desde hace muchos años. Digno de su nombre, estas son las respuestas que ha aceptado darle en exclusiva a Bitácora del Párvulo.

FE- Con la llegada al poder del FMLN ¿existen políticas públicas culturales claras por parte del Gobierno de Mauricio Funes?
OG-
Bueno, hablas de dos cosas que ahora parecen más distintas que antes. Hay un gobierno del ciudadano Funes y un subgobierno del FMLN. Partiendo de esta base lo que existió fue un proceso apadrinado por el FMLN en el cual se crearon mesas de diálogo nacional sobre diversos temas, incluyendo la cultura. Esta mesa de Cultura trabajó durante dos años las políticas públicas que deberían regir, según los artistas, intelectuales y trabajadores de la cultura consultados, al nuevo gobierno. Cuando Funes nombra a Breni Cuenca Secretaria de Cultura, ella acumula todos los insumos que diversos grupos han dado en materia de políticas públicas y echa a andar el proyecto. Este proyecto tenía un claro carácter emancipador y popular. Y duró hasta que el Ciudadano Presidente olvidó contar hasta 10 y despidió a la Dra. Cuenca y borró del mapa este proyecto, pues todo el equipo que trabajó en él fue finalmente removido del gobierno, de tal forma que la única política clara que se tiene de este gobierno es su voluntad inescrutable de gobernar sin cultura.
FE- ¿Qué importancia se le dio a creadores e intelectuales de izquierda a la hora de conformar este Gobierno?
OG- Hay intelectuales de mucho respeto, como la Dra. Rodríguez en Salud, la Dra. de Avilés en Trabajo, Gerson Martínez en Obra Públicas, Badia Serra en Educación, en fin, sí me parece que hay un grupo de intelectuales de peso en el Gabinete. Pero a los creadores, es decir, a los artistas que se había convocado, se les dio un trato de maleantes después de la destitución de la Dra. Cuenca. O quizá no, porque a los maleantes no se les trata con tanta desconfianza, después de todo, hasta les dan criterios de oportunidad y esas cosas...
FE- ¿Se mantienen las estructuras de relación cultural del régimen arenero?
OG-
Lo que te puedo contestar es que después de la ola de destituciones que el ejecutivo realizó en la Secretaría de Cultura, quedó casi intacta la antigua estructura administrativa, con la que terminó trabajando la administración de Federico Hernández.
FE- ¿Cuál ha sido tu posición al respecto y qué fue exactamente lo que te condujo a la doble renuncia del Co-Latino y su Suplemento 3000 y de la DPI?
OG-
Bueno, la renuncia fue triple y ya algo expliqué de eso. De la editorial renuncié por solidaridad ante el atropello autoritario que el Ejecutivo ejerció contra la Secretaria de Cultura, la Dra. Cuenca. Hasta el día de hoy no he escuchado una explicación racional para su despido. Y todavía nadie sabe cómo es que se pierde la confianza del Ciudadano Presidente. También me movió a renunciar el olor a tiranía que emanaba de la carta de despido que le endosaron a la Dra. Cuenca. Estaba claro que no nos iban a tolerar más en el gobierno. No a los insumisos. No a los creadores. No a los transgresores. Del Suplemento cultural 3000 y del programa radial "Semáforo en azul" (del Diario Co Latino y Radio Nacional de El Salvador respectivamente) renuncié por la clara y abierta censura que se me impuso para no criticar al gobierno de Funes. Me pareció claro el cerco de silencio que se estaba imponiendo alrededor de temas incómodos para la Presidencia, lo cual corroboré después con la censura que también le asestaron al programa Debate Cultural de Álvaro Darío Lara en Canal 10 y de lo cual Álvaro ya hizo un resumen detallado en una carta pública. Y me parece triste el papel que esta jugando la Secretaría de Comunicaciones. Incluso, me atrevo a recordarles un vox populi: mal paga el diablo a quien bien le sirve. Esas fueron las causas.
FE- ¿Cuáles eran tus proyectos para la DPI?
OG-
Yo tenía bajo mi responsabilidad el revisar y desarrollar las colecciones de la nueva editorial. Presenté mi resumen donde se ordenan las colecciones más valiosas y se crean varias nuevas. Mi interés era, en primer lugar, que el Estado saldara la deuda con decenas de autores que hasta la fecha han sido ignorados por el Estado. Adicionar colecciones tan importantes como las de memoria, monografías de pueblos, biografías, arte, arqueología, clásicos nacionales y otras, al mismo tiempo cruzar publicaciones con el Plan Nacional de Fomento a la Lectura, maravillosamente planificado por Claudia Hernández. También visualicé la inserción del libro salvadoreño en el concierto de ferias del libro. Veia, de aquí a dos o tres años, a nuestro país como invitado de honor de ferias internacionales del libro en Latinoamérica, por ejemplo. Y a nuestros autores con un mayor nivel de presencia en el concierto literario de la lengua española. Y también tenía el plan de sacarle libros a la gente, no solo a los escritores, a la gente.
FE- ¿Sigue siendo el proyecto de Gobierno de Funes un proyecto del FMLN?
OG-
Creo que nunca lo ha sido. Creo que son dos cosas distintas.
FE- ¿Cuáles eran las expectativas del gremio artístico con respecto a Fúnes?
OG-
Me parecían variopintas. Desde los que no confiaban desde el principio en que le interesara la cultura, hasta los que se comprometieron trabajando en el proyecto cultural emancipador que el mismo Funes decapitó. Sería interesante escuchar la voz de los artistas y gente de la cultura en este momento. Podes pobrar a hacer un sondeo y a ver que te responde. Yo lo que veo es que el gremio artístico, en su mayoría, perdió la confianza en el Gobierno de Funes.
FE- Por último, a partir de ahora y conociendo de antemano toda tu gestión cultural imparable ¿Cuáles serán tus proyectos?
OG-
Rescatar los libros que tenía planeados. Es imposible hacer independientemente todo lo que una estructura estatal te permitiría, pero es más imposible destruir la energía creadora. Con todos los problemas que tenemos hoy en la cultura salvadoreña, lo que cabe esperar es mucha producción, mucho invento, mucho humor, muchísimo amor y la certeza de que arte y política son agua y aceite. Por supuesto que el arte es agua bendita y la política aceite quemado.
(Entrevista tomada del Blog:

domingo, 7 de marzo de 2010

Guaras


Estas guaras vuelan libremente en la entrada del parque arqueológico de Copán Ruinas, en Honduras.
En un espectáculo que todos debemos ver, además de visitar nuestras raíces.