miércoles, 26 de enero de 2011

¿Edgar Iván Hernández o el reflejo de la realidad cotidiana?

Heredero de una tradición literaria y veterano de los talleres literarios como Xibalbá, Patria Exacta y TALEGA; además, de ser conocedor de los recursos lingüísticos y de la técnica necesaria para trabajar el poema, Edgar Iván Hernández nos presenta una breve muestra de su amplio trabajo literario.

La poesía de Edgar Iván Hernández (1996, 1999) se caracteriza principalmente por utilizar el verso corto que se vuelve en ciertos casos un juego tipográfico y donde el poeta recurre a encabalgamientos para enlazar la idea poemática y empezar así su juego infinito, es decir su juego con la palabra.

Existe en la obra de este poeta una clara intención comunicativa y de ahí los temas que aborda; entre estos podemos mencionar: el amor, la muerte, la locura, la migración, el hecho poético o creación literaria, la ciudad o la urbanidad, la infancia, la guerra, la injusticia social, entre otros. Por lo tanto, no podemos hablar de una obra que surge por arte de magia o que no tenga nada que ver con la realidad en la que el autor estudiado se ha visto envuelto. Esta obra es reflejo precisamente de esa realidad y está íntimamente ligada a su vida. Veamos tres casos que demuestran lo que estoy afirmando:

En el poema Poemia[i] el autor habla del hecho poético enumerando una serie de adjetivos que caracteriza al poeta: Amigos / Altruistas / Amantes / Soñadores / de la mejor luna / Utópicos / Ambidiestros / Sádicos del primer sol / Incrédulos creyentes / de sí y de todos.

En el poema En la frontera[ii] el tema predominante es la migración: En el límite de cristales y filos / sus hijos identifican / el frío de la tierra violenta / y saben del estallido / que sorprende al corazón / bajo sombras inmensas / de edificios que terminan en mi nostalgia.

Y finalmente, ciudad del viejo niño[iii] es un poema donde el tema central es la urbanidad y la infancia: Junto a ellos soy el viejo / Niño / que no termina de crecer / que no termina de morir / Bajo sus sombras / amando sus raíces / soy cadáver ameno / que renueva su ayer / (…)

Desde el punto de vista formal Hernández se caracteriza por el verso corto, la numeración descriptiva, jugando intencionalmente con el poema largo y el epigrama. El ritmo predominante en la poética de Hernández es el sintáctico y además se vale del encabalgamiento como recurso poético. Lo anterior es característico de poetas que se valen del verso libre para tejer su obra; y así, Hernández, rompe con la métrica clásica al escribir poemas de una estrofa y que no tienen un número determinado de versos o al combinar diferentes tipos de versos en un mismo poema.

Finalmente, podemos concluir que Edgar Iván Hernández escribe una poesía caracterizada por el verso corto (de dos, tres, cuatro y cinco sílabas), la adjetivación como recurso poético y juega intencionalmente con el epigrama y el poema largo. Los ritmos predominantes en sus poemas son el ritmo sintáctico, el ritmo de pensamiento y de imágenes asociadas. Y los ejes temáticos abordados en su obra son la migración, la creación poética, la infancia y la urbanidad.

[i] Hernández, E. I. (1996). “Los Otros”. Colección Juegos Florales Santa Ana 1995, Dirección de Publicaciones e Impresos: San Salvador. Pág. 102
[ii] Hernández, E. I. (2002). Poema inédito.
[iii] Hernández, E. I. y otros (1999). “Juego Infinito”. Dirección de Publicaciones e Impresos: San Salvador. Pág. s.n.



2 comentarios:

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
sangre
de
la
tarde
herida
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
ELEAZAR

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE ALBATROS GLADIATOR, ACEBO CUMBRES BORRASCOSAS, ENEMIGO A LAS PUERTAS, CACHORRO, FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER ,CHOCOLATE Y CREPUSCULO 1 Y2.

José
Ramón...

Eleazar Rivera dijo...

José Ramón, gracias por el post y espero nos mantengamos en contacto.
Saludos desde El Salvador.