sábado, 30 de junio de 2012

Poema sin tìtulo de Danilo Umaña Sacasa

Ella se burla de mi cuando voy a la cama
y me coloco la otra almohada entre las piernas;
cuando doy vueltas entre las sábanas
tratando de encontrar la canción de tus latidos;
cuando me preparo el café en la taza equivocada;
cuando voy a la ducha
y cierro la puerta con llave
para evitar que tu recuerdo se bañe con mi angustia.

viernes, 29 de junio de 2012

Roque Dalto "Doctor Honoris Causa" post Morten

La Universidad de El Salvador (UES) entregó el día de ayer el doctor honoris causa post mórtem al poeta salvadoreño Roque Dalton (1935-1975), un hecho contado con los dedos de la mano, pues uno de los requisitos para dicho honor es que el homenajeado se encuentre con vida.
Con el poeta Dalton fue todo lo contrario cuando este fue postulado para el reconocimiento. La decisión fue aceptada por unanimidad en el Consejo Superior Universitario y la entrega del reconocimiento fue en la Facultad de Derecho, misma en la que el poeta estudió.
El doctor honoris causa póstumo fue recibido por los hijos del poeta: Juan José y Jorge Dalton.
El poeta Dalton fue asesinado —según su familia— por sus propios compañeros de armas. Entre los señalados están Joaquín Villalobos (asesor del gobierno de México) y Jorge Meléndez (actual funcionario de gobierno).

Nota Tomada de -EDH

sábado, 16 de junio de 2012

“Siempre he sido un gato, y sigo siendo un gato nada más…”

Martes, 27 de Abril de 2010 09:25 .
Por Rodrigo Godoy

Es tanto el amor que García Corleto lleva por las tablas, que incluso conversando representa varios personajes en uno. Es teatrista. Foto por Rodrigo Godoy.
Autor de ensayos, cuentos, poesía, libros de texto y obras de teatro, García Corleto ha estado siempre ligado al ámbito cultural. Ve clasificado el espectro teatral, y no tiene ningún problema en afirmarlo. El beneficio de la duda es para las nuevas autoridades.

Para usted, ¿Qué es el teatro?
Pues para mí, el teatro es un medio de comunicación que permite proyectar en un escenario los conflictos, que no son siempre producto de la imaginación de un autor, sino reales. La mayor parte de obras en las que yo trabajo son una construcción a partir de vivencias, de hacer una lectura de lo que está pasando en la sociedad.

Entonces, ¿cómo se hace teatro en la realidad de El Salvador?
Lo básico es la gente. La capacidad expresiva de la gente. La oral y gestual. Su desplazamiento en escena. Tener una historia creíble que contar y, a partir de allí, el vestuario mínimo. Tener los elementos necesarios y, muchas veces, comprados en lugares donde venden ropa usada. O comprar telas de las que venden los retazos con libras.

Antes era Concultura, hoy Secultura, ¿Cómo ve el cambio que se ha dado con la institución?
Yo sigo siendo del criterio que lo que deberíamos tener nosotros es un ministerio de cultura. Por ahí hablaban que no había capacidad económica para el ministerio, que presupuestariamente no se podía. Pero pudo haberse programado mantener Concultura tal y como estaba para que, ya al final de la gestión, se elevara a ministerio. Para saber que ya se iba encaminado a ello. Pero el hecho de convertirse en secretaría me parece muy restrictivo en visión. Delimita demasiado el ámbito de autonomía que pueda tener. Una secretaría está más ligada al arbitrio y las decisiones del ciudadano Presidente de la República.

Estaba Breny Cuenca, y ahora tenemos a Héctor Samour, otro académico, tomando el riel de la Secretaria de Cultura ¿Cómo ve el cambio?
Personalmente tengo mis dudas en cuanto a que solo los artistas puedan dirigir una institución de arte y cultura. Tenemos algunas limitantes. Yo tengo la suerte de ser un académico también. Pero hay áreas de carácter financiero, o administrativas-legales donde no somos muy “duchos”. Y creo que esto podría darse tanto en la titular que salió, como el entrante Héctor Samour. Sí me parece que ambos han sido personas muy calificadas. Aunque entiendo que a estas alturas es más demostrable la calificación de alguien que ha tenido a su cargo formación de académicos a nivel de maestría en la UCA, por el  fogueo. Ahora la cosa es, más bien, que ellos deberían estar rodeados de gente que quiera trabajar, apostarle al esfuerzo, y creer también en lo que están haciendo. Que no llegue la gente ni por amiguismos, oportunismos, sino los que están más calificados, acostumbrados a trabajar bajo condiciones difíciles.

¿Tienen buenas expectativas hacia las nuevas autoridades de Secultura?
Pues como GATO incluso le dábamos la bienvenida.  No creo que el Dr. Samour lo haya leído, y no creo que hayamos impactado tanto pero nosotros le dimos la bienvenida. Creemos que, independientemente en quien confíe la Presidencia de la República, el que llegue se merece una oportunidad de poder trabajar y contar con todos los apoyos… no solo gubernamentales, sino de los gremios artísticos, de los trabajadores de la cultura, y de la comunidad.
Y, ¿cómo ve el espectro teatral en el país?
En este momento si hay más interés, y muchas personas que están interesadas en el teatro que antes. Solo que en nuestro país yo veo las cosas así, porque las clasificaciones son difíciles de hacer si uno se detiene a pensar. Pero hay un grupo de teatro que es más comercial. Cuenta con financiamiento, como invertir, con espacios como el Teatro Poma y vender las entradas. Cuentan con el apoyo del aparataje mediático. Están los otros grupos, de carácter profesional, que no cuentan con todos estos apoyos. Ellos tienen que hacer gestiones como espacios en los medios, en las páginas culturales, esos espacios mínimos. No cuentan con la publicitación amplia, como los comerciales. El primer grupo es más para divertimiento y un tanto de sátira política, el segundo es quizá un teatro más de pensamiento, donde quieren darle más peso a lo actoral, con una visión no solo para el regodeo local. Y estamos otros que hacemos un trabajo aficionado, de carácter popular comunitario, que ha sido constante y eso nos permite estar sonando con un mínimo esfuerzo en el plano económico. Siempre es desgastante, porque uno termina poniendo de su bolsa.

Siguiendo la metáfora, ¿Cuántas vidas le quedan a GATO?
Yo espero que GATO viva más allá de mi vida na

domingo, 10 de junio de 2012

La Anatomìa del Sueño de Carlos Paz Manzano

Por Ismael García C.

En la Facultad Multidisciplinaria de Occidente de la UES, invitados por nuestro amigo el destacado poeta, profesor y licenciado en Letras Eleazar Rivera, presenté una nueva obra literaria del también académico y profesional del oficio literario Dr. Carlos Roberto Paz Manzano, quien en el año 2009 fue becado por la Agencia Española de Cooperación Internacional para realizar estudios de doctorado en la Universidad de Sevilla, tras los cuales publicó su libro La Teoría Literaria de Roque Dalton, producto de su  investigación doctoral de la obra poética de Roque Dalton, y ha sido ganador de los Juegos Florales Hispanoamericanos en la rama de Cuento con su obra El Acarreo.

Se intenta llegar a la utopía desde la experiencia, se realiza una línea de tiempo, se hace un diagnóstico, se aplica métodos y técnicas de análisis, se hace análisis de coyuntura para cambiar la realidad y pese a los avances queda mucho más por transformar.

Generalmente tenemos un sueño que parece inalcanzable. Hacer un libro es parte de un sueño cumplido. Hasta los sueños más fantásticos están alimentados desde la realidad.

Anatomía del Sueño está planteada en dos partes: La tribu original es la primera de ellas e Historia del Forastero es la segunda. El autor refleja el mundo conocido y nos habla de la historia que conocemos, reflejándola con las imágenes fijadas en los versos que sintetizan su visión. Sortea los peligros de tratar sobre temas históricos y actuales, desde identidades diversas, dando saltos de espacio y de tiempo y logra mantener el interés del lector, utilizando muy bien su imaginación creadora. Carlos Roberto, se remonta en vuelos de imaginación al origen de nuestra especie.

Parte desde los neandertales, afanados en sobrevivir, como especie primigenia. El poeta se reconoce reflexivamente en el Cromagnon que venció a neandertal. Busca la filogénesis histórica tribal-personal, gutural, onomatopéyica, gestual, que intenta rebasar sus límites naturales, para construir un lenguaje humano, arriba al lenguaje hablado y deja constancias figurativas de su paso por un mundo salvaje, que marca íconos realizados con la mano inexperta en un medio inhóspito, construyendo su naturaleza social y su imaginario social encaminándose hacia el neolítico. Es una comunidad primitiva que establece formas de organización social imperfectas, las que algunas veces se vuelven regresivas. En la esclavitud, el humano sometido pasa a valor de compraventa, que aún siendo cosificado siente, piensa y expresa su dolor ante la laceración de sus carnes y la injusticia de ser sometido y privado de sus haberes, de sus derechos, de su libertad. Pero reconoce en el Mesías que trae un nuevo mensaje, una forma de insurrección, que habla de la paz y del verbo, que es amor, incluso para los enemigos de la libertad.

El sobrevuelo onírico-poético pasa por la Edad Media, esa etapa que como las otras no termina por decreto, y que mantiene al mundo repartido en extensas parcelas oprobiosas que niegan la ciencia y la equidad, manteniendo a la mujer doblemente sometida. Tras ese planeo sobre lo medieval el autor arriba al recuerdo onírico de sus ancestros, de nuestros ancestros, que  presenciaron la llegada de los conquistadores que vinieron a trastocar su mundo a privarlos de la continuidad vernácula de la simiente. Llega al siglo XVI, que enmarca las fechas de la conquista de esta región, cuando el colonialismo se constituye acá imponiendo las condiciones económicas de los imperios allende el mar quienes nos implantaron un sistema patriarcal de sometimiento y dependencia.

La literatura debe cultivarse tanto desde la academia y desde la vida misma para que partiendo de la realidad sea capaz de recrearla envestida de los maravillosos ropajes que de el dominio del oficio y la reflexión sobre el oficio. Por eso Paz Manzano recuerda expediciones territoriales o literarias, la  longitud ubicada al sur -el que para nosotros sería el sur latinoamericano y para él es el africano- y los naufragios de amor, la tradición cristiana, marcada por el sincretismo cultural, la piedad del maíz, los grillos, los torogoces, y cuatro horizontes, todos ellos contrastantes con las edificaciones de la urbe, el trabajo de oficina, el smog. Recuerda, sin embargo, que es un vagabundo, que va de paso, constatando lo insólito, lo nunca visto, ante ello, en su poema Testigo Ocular, dice:

“prefiero una milpa en miniatura
esta piedra de moler
este grano de maíz más fiel que la esperanza”.

Los recuerdos llegan mientras se descansa en la hamaca, recuerda las montañas, la carta, la mujer amada. Pero también hay que aprender a desenvolverse por esta vida y estos caminos que plantean acertijos, acudiendo a los que juegan el papel de guías, quienes se suponen cercanos a la verdad y enseñan a los novicios

“la probidad del silencio contra la asfixia y el miedo”.

Siendo un forastero nómada por necesidad para alejarse del virus de una sociedad en crisis recuerda que el jaguar es el nahual de su pueblo. También rememora el pezón que lo vio nacer, la infancia y sus grandiosos motivos imaginarios.

La experiencia se queda y en su Equipaje, guarda:
“el antídoto contra las dictaduras
Y el sumo del maíz…”.
No se olvida de aquellos:
“que buscan el sustento
donde no llega la migra
solo los recaudadores de impuestos
que se cuelgan de la pobreza
y restauran los freeway de la economía”

Esto último escrito desde la experiencia de los africanos que emigran a España, pero que es crudamente aplicable a nuestro continente. Lo que le resulta indudable es que está cerca de la región del canto, sin ser una leyenda radiante, pero que aquí estuvo, declarándose ciudadano del sueño.

Vale la pena contar con esta nueva producción del autor que viene a enriquecer el patrimonio literario nacional, pues además de ser un buen escritor asume con gran compromiso social su trabajo literario, para generar conciencia en los lectores, contribuir en el proceso de cambio y educación para superar los antivalores.

En su último poema de esta obra, EL Jardín, termina el autor recordándonos que:

“todos llegan al santuario

todos a la orilla del mundo”
 

Santa Ana, El Salvador, 28 de mayo de 2012.

……………………

Jorge Ismael García Corleto es escritor, director del Grupo de Actuación Teatral de Occidente (GATO), licenciado en Psicología, y en Educación y master en Educación Superior; trabaja en la docencia en el Centro Escolar INSA y en la Facultad Multidisciplinaria de Occidente de la Universidad de El Salvador, en Santa Ana.